Con quién ir a la prueba del vestido de novia: descubre los errores más comunes

consejos vestido novia

Con quién ir a la prueba del vestido de novia: descubre los errores más comunes

Una de las claves para elegir vestido de novia es ir acompañada de las personas adecuadas.

 

Cada novia es única, eso ya lo sabemos, pero además de ser única también debe sentirse así, más aún el día de su boda, el que debe ser el más importante de su vida y uno de los que siempre recuerde con más cariño y emoción. Para ello, la organización de la boda debe tomar un carácter muy personal, cada novia tiene que tomar las decisiones que más apropiadas crea y, sobre todo, aquellas que le vayan a hacer feliz. ¡Eso es lo realmente importante!

En ello, el vestido de novia tiene mucho que ver. Pero muchas son las novias que no elijen ese vestido que realmente les enamoró a primera vista (por opiniones ajenas) y siempre se quedan con esa espinita clavada. Por ello, en Novias Por Siempre Jamás queremos ofreceros algunos consejos de las mejores profesionales del sector para que no os equivoquéis en la elección del vestido de novia.

Todas coinciden en que la clave está en quiénes os acompañan. Debéis saber elegir correctamente a las personas que llevaréis a la prueba del que será vuestro vestido de novia. Para nosotras, la gran mayoría de las veces, las novias suelen ir acompañadas de su madre, la persona con la que tienen más confianza y que saben que les dará el consejo más sincero. Al igual, las hermanas o las amigas suelen ser también las acompañantes durante las pruebas de vestido.

Sin embargo, se recomienda que en la primera cita la novia acuda sola, puesto que eso le da libertad de exponer sus gustos e inquietudes sin que nadie la coarte o la lleve por un camino que no sea el de su verdadera personalidad. Para la segunda cita y posteriores, es importante la compañía de una persona cercana y de confianza que pueda afianzar su decisión, por ejemplo su madre.

 

A lo largo de los años,  las novias que deciden ir a su tienda a elegir su vestido sólo con su madre y/o hermana/s, son las que suelen elegir mejor, ya que los consejos que reciben las novias provienen de personas que conocen muy bien sus gustos y que, al pertenecer a su familia, en muchos casos los comparten. Por otro lado,  la presencia del padre suele ser además decisiva para concretar la compra.

Aunque no todos los casos son así, algunas novias, aunque no sea lo normal, van con su novio. Estas parejas suelen demostrar un grado de complicidad y comunicación muy alto. Se apoyan y son muy dulces en sus comentarios. Por lo general se trata de parejas muy enamoradas y de novias a las que en su boda, lo que les importa es gustarle a su futuro marido.

Lo que no recomendamos es que la novia sea acompañada por muchas personas ya que es frecuente que termine muy confusa e incapaz de decidirse. Del mismo modo  que no asistan acompañadas por sus amigas o damas de honor, puesto que probablemente la novia termine escogiendo el vestido que ellas realmente hubieran querido. En este caso se trata de novias que quieren escuchar muchas opiniones y agradar a todo el mundo, ellas se suelen hacer varias pruebas, (una con las amigas y otra con los familiares como mínimo) y visitar varias tiendas.

Por eso, nuestro consejo es que asistir en multitud no suele ser buena idea, por la disparidad de opiniones que se pueden crear.

 

Las claves para elegir tu vestido de novia:

 

1. Acudir a la prueba con dos o tres personas que las conozcan bien y sean respetuosas con sus gustos; si además los comparten sería perfecto.

 

2. No hacerse fotos ni pedir opiniones de terceros. Si se está indecisa, lo mejor es tomarse unos días de reflexión y volver a probarse los vestidos favoritos con las mismas personas que la acompañaron la primera vez.

 

3. Contar con el consejo profesional. Las personas que se dedican a esto saben cómo sacar el máximo partido a cada mujer y que cada novia deslumbre en su día.

 

Porque lo importante en el día de tu boda es que te sientas tú misma con el diseño escogido y, sobre todo, que te sientas realmente guapa, gustes a quien gustes. Nunca tendrás una opinión positiva de todos los invitados y lo realmente necesario es que recuerdes ese día con alegría y cuando veas las fotografías de boda, simplemente, ¡te encantes!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

You don't have permission to register